Portada
Actualidad
Opinión
Política
Sociedad
Cultura
Entrevistas
Deportes
Humor
Psicología
Ocio
Curiosidades

Envíanos tu artículo

 
 
Pueblos
Servicios
Hemeroteca
Fotografías
Enlaces Interés
 
 
 
¿Quiénes somos?
Publicidad
Contacto
Localización
Suscripción
 
 
Diseño Web
 
 
 
 
 
Opinión
Hoy es Jueves, 23 de Marzo de 2023
¿Fue una trampa? ¿Qué fines perseguía Estados Unidos?
Y PASA EL TIEMPO
Publicado el 15 de Diciembre de 2022, Jueves

Félix Suarez

Opinión -

Repasemos. Rusia dejó bien claro en Georgia en 2008 que no iba a dejar que E.U.A. se entrometiera en la ex- URSS a la hora de hacerse con recursos naturales. Es la principal exportación rusa y una fuente de ingresos esencial. Rusia dejó claro que no quería a la OTAN en sus fronteras, transigió con las repúblicas bálticas, pero Estados Unidos tal vez quisiera más, pudiera ser que una vuelta los noventa, cuando el petróleo y el gas ruso, así como minerales metálicos y no metálicos se vendían precio de saldo y su distribución y precios estaban controlados -en última instancia- por Wall Street, era fácil hacer negocio en los tiempos de Yeltsin, a costa del crecimiento económico ruso y ex- soviético en general. Estados débiles, fáciles de controlar, naciones que se adaptaban a una nueva situación como podían. Después la situación cambió: los oligarcas que no pasaban por el Kremlin para supervisión, fueron cayendo en desgracia. Casualidades de la vida, solían estar vinculados al sector energético.

Llegó Irak, llegó Libia, llegó Siria, cosas de la naturaleza, productores o lugares de paso para la energía. En Siria intervino Rusia y, Estados Unidos, se llevó un chasco. En Libia, algo similar. En Irak, les quitaron contratos de armas (es decir, la guerra no les salía ya tan rentable, los pocos ingresos petroleros del estado iraquí acababan de tanto en tanto en las arcas de la industria de armamento china y rusa). China y Rusia no se cerraron en banda a tratar con los talibanes tras la salida norteamericana del país (y no con una victoria precisamente).

 En África, los minerales y la energía iban camino de China, mientras Europa y EUA veían como los contratos se les escapaban. Irán, no termina de caer, Venezuela tampoco. EUA comprando gas y petróleo más caro.

Entre tanto llega el Euromaidán que se le va de las manos al Kremlin, el nacionalismo extremo en Ucrania despunta y la cosa se pone tensa. Tras varios intentos de incorporar Ucrania a la esfera occidental ahora parecía que el Mar Negro y el paso de los recursos naturales desde el centro de Asía hacia Wall Street podía ser una alternativa viable. Era el momento de apretar. Pero de nuevo les salió mal la jugada: demasiado prorrusos el Estado, demasiado mal armado el ejército. Tuvieron ocho años para volver a intentarlo, pero esta vez con calma.

Mandaron asesores, mandaron armas, purgaron el Estado, Zelenski ganó las elecciones. Era el momento.

Teniendo en cuenta la guerra comercial que empezó Trump contra China no iba del todo bien y que sus intentos de atraerse a Rusia a cambio de nada no surtían efecto, fueron a por el rival más débil. Veamos: intentos de echar a Lukashenko del poder, intentos de cambio de dirigencia en Kazajstán. Pongamos nervioso al Kremlin, al que su política de intervención exterior de línea dura aparentemente le ha ido bien, si les ha ido bien pueden estar tentados de repetirlo, pero más descuidados ahora que operan en sus propias fronteras. Hagamos un buen trabajo de inteligencia, confiemos en que se crean más grandes de lo que son, lo mismo muerden el anzuelo.

El Kremlin pica, se cree que aquello va a ser como la primavera de Praga o la toma de Kabul en el 79, siguen los mismos esquemas operacionales. ¡Sorpresa! O los engañaron, o se les subieron a la cabeza los éxitos relativos de los últimos años. Si la alianza ruso-china no se rompía por la sutil persuasión de Trump, se tendría que romper de otro modo y, de paso, obtener como resultado un Estado ruso empobrecido, volver a los noventa si todo salía bien, dejando a China sin parte de los recursos que necesita, haciéndole perder competitividad en los mercados en combinación con la guerra comercial y la reconstrucción industrial. De paso, hacían subir la haciendo subir la inflación en Europa que es el principal comprador chino (para que una economía exportadora se hunda), mientras la propia Europa se ahorca pensado que, si todo sale bien, se repartirá los recursos rusos con Estados unidos (que de paso desindustrializa a la propia UE para volverla más dependiente, por si con la crisis del Euro no tuvo suficiente). Wall Street la reina del mundo, de nuevo: ni China, ni Euro y con los recursos de toda la ex-URSS a su disposición, jugada maestra. La cuestión es ¿Les saldrá?

 

Noticia redactada por :

Félix Suarez

Opinión : Últimas noticias

PROMOVER EL DESARROLLO PROFESIONAL DENTRO DE LA EMPRESA

El trabajo dignifica ¿A quién?

CADA CUATRO AÑOS SE REPITE EL CUENTO…

  • Comentarios de los lectores
  • No hay comentarios para esta noticia... Se el primero en comentarla!
Comenta esta noticia


Nota: los comentarios serán publicados tras ser revisados, por lo que pueden no aparecer inmediatamente tras ser enviados.
 
Portada - Contactar - Pueblos - Inscripción - Escribe tu artículo - Hemeroteca
Guadiato Información - www.publicacionesdelguadiato.com
Diseño web : azuanet